El desamor NO mata

Tú y solo tú eres dueño de ti mismo. A menos que te permitas la desagradable situación de sentirte vacío tras dejar atrás una etapa en la que te notabas completo, el desamor NO mata.

El desamor NO mata

Creernos la historia de la “media naranja”, depender de la otra persona, dar todo sin importar recibir lo mismo a cambio, son caminos que nos llevarán al sufrimiento si decidimos seguirlos. Será entonces cuando nos encontremos de frente con el desamor, nos hará sentirnos solos y cuestionarnos millones de preguntas y situaciones donde hemos creído ser felices.

Aunque es una etapa por la que nadie quiere pasar, el desamor deja de tener el peso que supone cuando en frente nos encontramos con situaciones más graves, como enfermedades o pérdidas de seres queridos. Aun así, muchas personas en numerosas ocasiones ponen estas situaciones al mismo nivel, y no nos damos cuenta que el grado de importancia que le damos una vez hemos terminado con nuestra pareja, sea por el motivo que sea, es demasiado exagerado.

Al principio nada tiene sentido, nos hundimos y creemos que no seremos capaces de levantarnos al día siguiente para ir a trabajar y hacer nuestras labores. La palabra “aceptación” queda muy lejos de nuestro vocabulario, es más, nosotros mismos hacemos por alejarnos de ella, recordando el pasado con aquellos objetos materiales y pensamientos que todavía guardamos en nuestra cabeza.

Lo que hacemos a continuación es darle vueltas a todo, pensando en que no hemos podido dar más por la otra persona, sin darnos cuenta que quizás ya estábamos vacíos antes de terminar con la relación, que las cosas ya no funcionaban. Pero esto lo tapamos con las cosas buenas: la costumbre, el cariño y la dificultad de tomar una decisión importante.

Desde Zhazz queremos deciros que, aunque el desamor aparezca, el mundo no termina. Sí, eso es lo que parece, pero lo que realmente nos ocurre es que tenemos una falta de perspectiva. Y para que eso no ocurra, debemos construir una relación fuerte con nosotros mismo, sobre todo, porque la mayoría del tiempo nos empeñamos en conseguir buenas relaciones con los demás, olvidándonos que con quien tenemos que estar bien en primer lugar es con nosotros mismos.

Por ello, el desamor NO mata, sino que muchas veces nos ayuda a liberarnos de una pesada carga. Así pues, debemos empezar desde ya a dejar ir todo lo que nos está atando y no nos está haciendo ningún bien.

Gracias a:

Photo by Cristian Newman on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.