Dónde debes tocar para saber amar

Todos sabemos que las caricias o abrazos que hacemos a nuestra pareja son muy agradables para ambos, pero pocos de nosotros nos damos cuenta de los inmensos beneficios del contacto humano significa para nuestras relaciones.

La importancia del contacto humano. “Hambre en la piel”

¿Importa dónde nos tocan y con qué frecuencia?

Como revela un estudio reciente, sí lo es. Un estudio online solicitó a personas de entre 20 y 40 años que respondieran a la pregunta “¿Dónde prefieres que te toque tu pareja?” y ¿que número de veces y que parte o partes del cuerpo?”
Como era de esperar, los resultados muestran grandes diferencias entre hombres y mujeres con respecto a sus preferencias táctiles.

¿La mayor sorpresa?

La mayoría de nosotros tenemos las mismas partes del cuerpo favoritas que anhela tocar. Estos son los 3 mejores lugares donde nos gusta ser acariciados por nuestra pareja:

Mujer:

Espalda;
Cuello;
Piernas y muslos;

Hombres:

Espalda;
Cuello;
Cabello;

Antes de que os contemos más sobre los resultados, veamos por qué el contacto humano es tan importante para cultivar una relación próspera.

¿Por qué es importante el contacto humano?

Tocar a los demás y ser tocados son modos fundamentales de interacción humana que son fundamentales para nuestra salud y bienestar.

Muchos estudios han demostrado que los seres humanos necesitan contacto, especialmente en la infancia, casi tanto como necesitan alimentos y agua. Existen numerosos beneficios del contacto humano: desde el alivio del estrés hasta un mejor estado de ánimo e incluso la reducción del dolor.

La importancia del contacto humano. “Hambre en la piel”

Los humanos tienen dos sistemas táctiles: los objetivos (discriminativos) y emocionales. Este último está mediado por un conjunto muy diferente de sensores y fibras nerviosas, y transmite información mucho más lentamente. Estos pueden incluir un abrazo de un amigo, el contacto de la madre con un niño o un contacto íntimo entre los compañeros. Todos ellos activan las partes del cerebro que son cruciales para el contacto socialmente vinculante.

Hoy en día, cuando la comunicación online parece sustituir la interacción cara a cara, los abrazos y caricias no pierden su importancia. Al mismo tiempo, vemos que nuestras vidas se vuelven cada vez más escasas de contacto, ya que podemos comunicarnos y recibir muchos servicios de forma digital.

Los investigadores incluso han acuñado un término “hambre en la piel”, que es un estado de privación de tacto y anhelo de contacto físico humano. La depresión y los problemas de salud, tanto físicos como mentales, a menudo pueden ser los efectos del “hambre en la piel”, que sienten con mayor severidad las personas mayores, los presos y otras personas que llevan vidas solitarias.

No es de extrañar que los movimientos relacionados con el poder de tocar, de abrazar como el Reiki o el arte japonés de curación Jin Shin Jyutsu sean cada vez más populares. Muchas personas incluso están buscando “touchers profesionales”, como fisioterapeutas o quiroprácticos, posiblemente para llenar el vacío del toque afectuoso de un prójimo.

Resultados de la encuesta

Para saber dónde preferimos ser tocados, la marca de ropa para parejas Be-With realizó una encuesta online anónima. Pidieron a personas de 20 a 40 años (53% mujeres y 47% hombres) que respondieran a la pregunta “¿Dónde prefieres que te toque tu pareja?” y nombran una o varias partes del cuerpo.

La importancia del contacto humano. “Hambre en la piel”
La importancia del contacto humano. “Hambre en la piel”

La parte posterior

Resultó que la mayoría (el 64% de las mujeres y el 50% de los hombres) prefieren ser acariciadas boca abajo.

La buena noticia es que la parte posterior es una de las partes del cuerpo más fáciles de tocar, ya que se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. De hecho, la mayoría de nosotros estamos bien incluso con amigos y colegas tocando nuestras espaldas de vez en cuando.

Pero, ¿por qué un golpe de espalda cuidadoso de su compañero produce una sensación sorprendentemente diferente a una palmada amistosa en la espalda de un colega?

La razón por la cual los movimientos íntimos de la espalda y el contacto romántico, en general, son tan poderosos, radica en la liberación de oxitocina, comúnmente conocida como la hormona del amor.

A medida que aumentan los niveles de oxitocina al abrazar y hacer el amor, se produce una mayor cantidad entre las personas que están en una relación (tanto casual como a largo plazo) que entre las que son solteras.

También hay una explicación histórica (y menos romántica) por la que la mayoría de nosotros ama cuando alguien nos rasca la espalda. Resulta que rascarse la espalda solía ser una necesidad de aseo: un favor hecho a nuestros antepasados por sus seres queridos. Con el tiempo, se convirtió en una función social, e incluso de apareamiento.

El cuello

El cuello es un lugar peculiar, completamente visible y abierto al público, pero al mismo tiempo, es un área muy íntima. Como un estudio de 1.368 europeos mostró que la gente es más reacia a que extraños, conocidos o incluso parientes lejanos se toquen el cuello.

Todo cambia cuando es nuestro compañero íntimo el que está tocando; entonces, la sensación es muy especial. La encuesta refleja esto con un 55% de mujeres y un 39% de hombres que admiten que les gusta cuando su pareja les acaricia el cuello. No es de extrañar ya que el área del cuello tiene una alta concentración de receptores de toque de luz que se vuelven salvajes para besos suaves e incluso una ligera cosquilleo.

Parece que cuanto mayor es el placer que se produce al tocar un área específica del cuerpo, más selectivamente permitimos que otras personas lo toquen

Los subcampeones: brazos, piernas, cabeza y hombros

Las siguientes áreas preferidas para que las mujeres se toquen son las piernas y los muslos (25%), seguidos de cerca por los hombros (23%).

En cuanto a los hombres, el área de la cabeza y el cabello obtiene la medalla de bronce con el 20% de los encuestados, mientras que los brazos y las piernas ocupan el 4º y 5º lugar con un 15% de los chicos que adoran ser tocados allí.

Matchmaking Para mentes abiertas y reflexivas

Curiosamente, solo el 8% de las mujeres afirman amar cuando les tocan los brazos. Tal vez no somos conscientes de las zonas erógenas secretas que esconden nuestros brazos y piernas, por ejemplo, la muñeca interna, los pies y la mancha detrás de la rodilla. Sin embargo, incluso acariciar las zonas más “populares” como la parte superior del muslo o el brazo puede despertar una sensación de calidez entre los compañeros.

¿Qué tal … allá abajo?

A medida que bajamos, comienzan las mayores diferencias. Cuando se trata de nuestras zonas más sagradas, el 15% de los hombres prefieren que los toquen “allá abajo”, mientras que solo el 2% de las mujeres lo prefieren.

¿Por qué somos tan diferentes en esto?

Las diferencias entre hombres y mujeres perciben el delicado asunto de la intimidad son el tema de muchos libros y estudios. Una de las razones podría ser que para las mujeres, sus partes privadas están reservadas solo para los momentos más íntimos en los que han elegido derribar sus barreras.

Los hombres, por otro lado, generalmente se han familiarizado con sus áreas íntimas más temprano, desde la niñez temprana y, por lo tanto, tienden a ser más abiertos con respecto a ellos o incluso a asociarlos con orgullo emocional y físico.

Aún así, la encuesta revela que, al contrario de cómo se retrata comúnmente a los hombres, sus partes privadas no son, con mucho, su zona de contacto preferida.

Toque íntimo vs. Toque no íntimo

Los resultados de la encuesta anterior indican que para las parejas, tocar eso representa compañerismo y apoyo que importa incluso más que tocar las áreas íntimas que tienen el mayor potencial para brindar placer.

Sin embargo, no vamos a negar que la intimidad sexual es crucial para cultivar una relación fuerte y duradera.

Lo esencial aquí no es limitar los toques al juego íntimo solamente.

Mientras que las portadas de las demás revistas parecen gritar de coito e imponernos una especie de “agenda de relación”, es sorprendente lo poco que hablamos sobre la importancia del afecto físico no sexual.

Por ejemplo, los estudios han encontrado que el comportamiento físico afectuoso, como abrazarse, puede reducir la presión arterial y disminuir las reacciones a eventos estresantes de la vida.

Cuando estás en una relación, tocar comienza a tener un impacto aún más profundo. Aquellos que han estado en relaciones recordarán esos meses de estar enamorados cuando el contacto visual en combinación con el tacto agitó las mariposas en el estómago. Si tenía la más mínima duda sobre la actitud romántica de la persona que estaba a su lado, el toque de mano “accidental” tenía el poder de eliminarlo por completo.

A medida que la relación madura, la importancia de tocar crece y se diversifica. Por ejemplo, las caricias diarias pueden fortalecer la relación y mejorar el amor, que son probablemente algunos de los beneficios más importantes del contacto humano.

Además, las relaciones en las que se da prioridad al afecto físico conducen a menos peleas. Incluso si te encuentras en un conflicto, puede ser más fácil resolverlo con un toque; Si la pareja muestra signos de afecto físico, como abrazarse y tocarse mientras experimentan problemas, es probable que resuelva el conflicto antes.

Los beneficios del toque humano para tu relación

En la carrera sin fin por la vida, el trabajo y otras tareas domésticas, un simple gesto como un abrazo o un toque puede ser de gran ayuda para una relación.

Y puede funcionar al revés también; la falta de proximidad física puede hacer que se separe.

Para algunas parejas, es algo natural. Otros pueden necesitar hacer un esfuerzo concertado. Si desea introducir más contacto en tu relación, puedes aceptar experimentar con una estrategia más táctica durante un mes y ver cómo se siente. O intente alentar a los productos o accesorios como un colchón de mimoso o ropa de pareja con aberturas secretas para tocar.

Si estás teniendo problemas de relación, prueba el simple acto del contacto humano para recuperar la chispa.

Ya sabéis, muchos besos y abrazos

 

Más artículos de PAREJAS

Agradecimientos:

Photo by John Schnobrich on Unsplash
Photo by Gift Habeshaw on Unsplash
Photo by Randy Colas on Unsplash

 

Fuentes de información:

Be-With Clothing
Psychology Today: Why a Lover’s Touch is So Powerful
Popsci: Scientists Map the Parts of the Body Where Touching is Okay
Women’s Health: Key Female Erogenous Zones
WebMD: Secret Erogenous Zones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.