¡Déjale las cosas claras a tu ex!

Atención a todos los lectores: este artículo es exclusivamente para personas que tengan un ex. Pero a ciertas edades… ¿Quién no lo tiene? Cuando pasas a llamarle “ex” a alguien significa que esa persona ya tiene un sitio instalado en tus recuerdos del pasado, al menos a lo que la afectividad y la intimidad se refieren. Es posible que tengas hijos, amigos o familiares en común, pero ambos debéis tener muy clara la línea que no debéis traspasar cuando decidís separaros.

¡Déjale las cosas claras a tu ex!
¡Déjale las cosas claras a tu ex!

A continuación vamos a exponer algunas situaciones que posiblemente os hayan ocurrido, ya que son muy frecuentes, sobre todo si la ruptura es reciente:

  • Cuando hay hijos en común de por medio te cambia los planes continuamente.
  • Te pide ayuda para cualquier situación, sea lo que sea, siempre tiene preparado tu número de teléfono para llamarte y decirte que le eches un cable, ¡por los viejos tiempos!
  • Te llama continuamente, y en horas poco adecuadas, para preguntas que no vienen al caso.
  • Te dice, te mira, te insinúa cosas que ya no le toca hacer a él, sino más bien a la pareja.

Si te has sentido identificad@ en alguno de estos puntos, sabrás bien que se pasa una situación muy incómoda que puede resultar en una discusión, en acusaciones por celos, en planes que se iban a llevar a cabo y finalmente no… Pero sobre todo, esto afecta a tu situación actual, que no deja que avances en tu nueva vida, ya sea sol@ o acompañad@, porque aunque oficialmente “todo haya acabado”, en la práctica no siempre es así.

¡Déjale las cosas claras a tu ex!

Por mucho que parezca que la culpa es de tu ex, esto no es del todo cierto, tanto si tienes una nueva pareja como tú mism@ sois también responsables de que esto pase, ya que significa que no habéis sabido marcar los límites correctamente. Cuando las actitudes de un ex llegan a afectar a la persona, ya sea física o psicológicamente, es porque no se han puesto los puntos sobre las íes en su momento. Y absolutamente nada, ni los hijos, ni el dinero, ni una vivienda en común, son motivos de peso para poner por delante a un ex antes que a nuestra pareja actual o incluso a nosotros mismos y a nuestra salud.

Si aún no estás preparad@ para estar sol@ o para remplazar el hueco que deja tu anterior relación, quizás no hayas tomado la decisión más correcta. Cuando terminas con alguien, si te unen cosas de fuerza mayor, hay que tener una relación cordial, pero nada más allá de eso. Lo normal y más común es que al principio haya dolor, rencor y la relación sea más fría, pero con el tiempo lo mejor es quedar como amigos, con los límites bien establecidos y respetando la situación actual de cada uno.

Buscas una pareja estable

Si necesitas acudir a terceras personas expertas en el tema para marcarle los límites a tu ex, hazlo, porque si no, tu actual pareja puede plantearse si realmente merece la pena tener una relación con alguien que todavía tiene vínculos emocionales con otras personas.

Más artículos de PAREJAS

Agradecimientos a:

Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.