La fórmula del AMOR

Amar es un proceso que se podría desglosar en 3 fases:

RECONOCER ⇒ ACEPTAR  ⇒ AMAR

Quiero compartir con vosotros dos extractos del libro ‘La maestría del Amor’ de Miguel Ruiz que trata del arte de las relaciones. En un capítulo del libro titulado ‘La relación perfecta’, el autor empieza así:

La formula del AMOR

‘Imagínate una relación perfecta. Siempre te sientes feliz con tu pareja porque vives con el hombre o con la mujer perfecta para ti. ¿Cómo describirías tu vida con esta persona? Bien, la manera en que te relacionas con ella será, exactamente, la manera en que te relacionas con un perro. Un perro es un perro y hagas lo que hagas, seguirá siendo un perro. No puedes convertir un perro en un gato o en un caballo; es lo que es. Aceptar este hecho en tus relaciones con otros seres humanos resulta fundamental. No es posible cambiar a las personas, las amas tal como son o no las amas; las aceptas tal como son o no las aceptas. Intentar cambiarlas para que se ajusten a lo que tú quieres que sean es como intentar que un perro se convierta en un gato o que un gato se convierta en un caballo. Es un hecho: son lo que son y tú eres lo que eres. Bailas o no bailas. Es necesario que seas completamente sincero contigo mismo: decir lo que quieres y ver si estás dispuesto a bailar o no. Entiéndelo bien, porque es muy importante. Cuando realmente comprendas, probablemente serás capaz de ver lo que es verdad para los demás y no sólo lo que tú quieres ver.’

La fórmula del AMOR
La fórmula del AMOR

Estas reflexiones de Miguel Ruiz me parecieron en estrecha relación con lo que la morfo-psicología puede aportar para la elección de una pareja: esta herramienta de diagnóstico del carácter es un acelerador de auto-conocimiento y de conocimiento del otro. La morfo-psicología permite reconocer como es tu personalidad profunda y la de tu posible pareja y, sin que tenga que invertir mucho tiempo, facilita esta fase de reconocimiento mutuo, el primer paso para construir una pareja sólida.

Después de la fase de reconocimiento, toca la fase de aceptación de uno mismo y del otro. Sobre este aspecto, Miguel Ruiz nos dice algo muy importante:

‘Sólo amándote y aceptándote a ti mismo, sencillamente como eres, te será posible ser y expresar lo que eres. Eres lo que eres y no hay más. No necesitas fingir que eres otra persona, porque cuando uno finge ser lo que no es, siempre acaba fracasando.’

Cuando te das cuenta que todos tus rasgos de carácter cumplen una función importante (son buenos o malos según como los usan), consigues un gran paso hacia la aceptación de ti mismo y el amor te llega sin esfuerzo.

Benoît Corman

Morfo-psicólogo | Psicología facial