Mírame a los ojos

Tan sólo nos hacen falta 8 segundos para saber si alguien nos atrae o no. ¿Cuánto tiempo hará falta para enamorarnos?

Hay quien dice que enamorarse es pura cuestión de tiempo, es algo que, mediante la insistencia, conseguiremos alcanzar, pero, ¿qué pasaría si os dijesen que hace falta menos de una hora para tener claro si esa persona es la correcta para nosotros? ¿Qué pasaría si os dijesen que el amor a primera vista probablemente forme parte de nuestras vidas?

Si me hubieran dado una moneda por cada vez que haya afirmado que “el amor a primera vista no existe”, probablemente ahora mismo sería rico. A priori, una gran parte de la población cree firmemente que para enamorarse hace falta que pase cierto tiempo, cierta temporada en la que “convivimos” con aquella persona en la que estamos interesados. Sí, podemos engancharnos de una manera estridente, no pudiendo dejar de pensar en esta, pero, ¿enamorarse? Eso ya son palabras mayores.

Quizás es momento de comerme mis propias palabras.

Matchmaking Para mentes abiertas y reflexivas

Es cierto que hablar en términos generales del amor es algo un tanto complicado, algo que se debe tratar con pies de plomo, pues cada persona en este mundo experimenta el amor de una forma muy diferente de aquellos que le rodean. Hay quiénes han tenido multitud de parejas y nunca llegan a encontrar la ideal, hay quiénes podrían decir que “a la primera va la vencida” y hay quiénes, simplemente, prefieren estar solos en su día a día y acercarse al amor en momentos muy puntuales en los que lo requieran.

Pero no nos desviemos del tema; pues resulta que podríamos ser conscientes de nuestra devoción hacia otra persona en menos de lo que esperábamos. Es vox populi que “alrededor del 80% de la información que recibimos sobre el mundo exterior nos llega a través de los ojos” (Alba Ramos, El Confidencial, 2015). Muchas de las decisiones que tomamos vienen dadas de aquello que observamos, y es que si a primera vista algo no ha atraído nuestra atención es bastante complicado que le demos un par de vueltas y estemos dispuestos a acercarnos de nuevo; qué le vamos a hacer, los animales somos así de instintivos.

Mírame a los ojos

El caso es que, si hay alguna cosa que se puede determinar de manera certera a través de este sentido nombrado como vista es la atracción que sentimos por las otras personas. En “El Blog de Yes” se comenta que, según varios estudios, se ha podido afirmar que en exactamente 8,2 segundos podemos saber si alguien nos atrae o no, en el sentido más físico del concepto, y es que no nos hace falta ni la mitad para explorar el rostro que se encuentra enfrente nuestro y determinar cierto interés.

Seguramente vosotros os habréis encontrado en una situación en la que hagáis podido vivir un momento de estas características. Quizás ocurrió en el metro; tú estabas sentado/a en uno de esos incómodos asientos en el momento en el que diste cuenta que justo delante estaba una persona claramente atractiva. Le miras, e inmediatamente tus sensores se alarman porque han localizado alguien que te gusta. De repente, el protagonista de este corto relato levanta la mirada y también te mira fijamente a los ojos.

La reacción más evidente a la que recurrimos la mayoría de personas es la de apartar la mirada de forma inmediata y estupefacta; qué vergüenza, por dios. Pero, si decides ser valiente y mantener fija la mirada y resulta que la otra persona también lo hace durante al menos 10 segundos, he de afirmarte que sí, estás ligando, en vivo y directo.

Ya lo dice la experta en sexo Tracey Cox en el “Daily Mail”, “incluso un simple parpadeo puede mostrar atracción”. Para qué vamos a engañarnos, lo del famoso pestañeo no es como los Reyes Magos, es tan cierto como la vida misma; cuando alguien nos gusta parpadeamos muchísimo más y de manera más rápida.

De la misma manera, cabe decir que hay que ir con cuidado con estas cosas, pues todos hemos interpretado alguna vez una señal de manera errónea. ¿Quieres saber cómo asegurarte de que le gustas a la otra persona en una situación como la del metro?

En 15 segundos los puedes tener solucionado. Tan sólo hace falta que la otra persona te mire, deje caer la vista hacia abajo (disimulando) y vuelva a levantar la mirada hacia ti. Que suenen las campanas, que acabas de triunfar.

Mírame a los ojos

Al fin y al cabo, “el contacto prolongado produce reacciones emocionales; nuestro sistema nervioso se activa, nuestro ritmo cardíaco aumenta y el flujo de sangre estimula la producción de ciertas hormonas”. Quizás todavía no estemos enamorados, pero la atracción está ahí claramente.

Pero eso es precisamente lo que nos preguntamos en este artículo, ¿en qué momento podemos pasar de la pura atracción física al enamoramiento? Los mismos estudios mencionados anteriormente indican que en menos de una hora podemos tenerlo bastante claro, y es que solamente nos hace falta una cita caracterizada por una buena charla, muchas miradas y pura atracción para que esta desencadene el “perfume del amor”.

Qué queréis que os diga, quizás el amor a primera vista no exista, pero el amor a primer encuentro de menos de una hora ya es otra cosa…

En cualquier caso, debemos arriesgar y observar nuestro alrededor. Quizás sea en el metro o en una cafetería aleatoria donde encontremos a nuestro amor. Ahora sí, ten los ojos bien abiertos, nunca sabes cuando alguien está dispuesto a observarte durante 15 segundos.

Más artículos categoría VIDA

Fotografías cedidas por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.